Background Image

Gracias al kinder y la primaria aprendí a nadar

Home  /  Uncategorized  /  Gracias al kinder y la primaria aprendí a nadar

Gracias al kinder y la primaria aprendí a nadar

October 14, 2017      In Uncategorized No Comments

Yo estudié el kinder y la primaria en una misma escuela, donde las clases de educación física no sólo eran correr o jugar en el patio, nos enseñaban a nadar, pues la institución tenía su alberca. Gracias a eso pude aprender a nadar y en mis primeras vacaciones familiares logré disfrutar del mar sin ahogarme y sin ayuda de mis padres. La alberca tenía tubos en las orillas y cuando estaba en mis primeros años estudiantiles como el kinder, nos hacían agarrarnos de esas estructuras y comenzar a patalear, el principio básico para poder trasladarte dentro del agua. Después vinieron las brazadas sin soltarnos del tubo.

Ya en la primaria nos hicieron soltarnos, pero para prevenir cualquier accidente, nos daban una tablas de espuma con las que flotábamos, así podíamos patalear y avanzábamos mientras nos sosteníamos con las dos manos del objeto, el cual impedía que nos sumergiéramos al fondo de la alberca. Conforme avanzaban las clases dejábamos de lado las tablas y comenzábamos a bracear, en ocasiones con la ayuda del profesor y en otras sólo con su vigilancia.

Ya cuando sabíamos la técnica principal nos enseñaban otras maneras como el dorso, de mariposa o de delfín, para seguir mejorando nuestras habilidades, las cuales mostrábamos en competencias internas en las que nos motivaban con medallas, en las cuales, quiero presumirles, conseguí una de oro en el último año.

Así que si eres papá o mamá y quieres que tu hijo aprenda a nadar mientras estudia y sin necesidad de pagar una escuela de natación por separado, pues ahora ya sabes que hay instituciones que tienen esta modalidad al contar con alberca, que aunque si tienen un precio elevado, no estarás pagando tanto la educación de tu hijo o hijos como las clases por separado de natación. ¿Y aprenderán bien!

Comments are closed.